Engaños de la publicidad ‘verde’, por Clemente Álvarez

[El País] ¿Qué tiene de ‘eco’ un coche que emite más de 200 gramos de CO2 cada kilómetro? ¿Es cierto que la llamada ‘Ecobola’ lava, blanquea, suaviza y desinfecta la ropa sin necesidad de detergentes? ¿Resulta más ecológica agua envasada en una garrafa de plástico? Un informe realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), a partir de anuncios recopilados durante la primavera y verano de 2010, pone de manifiesto que la publicidad sigue usando mal y sin control la terminología ambiental.

“Lo que demuestra nuestro trabajo es que hay cosas que se están haciendo mal, y si esto sigue así, se corre el riesgo de que la publicidad deje de ser una herramienta útil”, incide Belén Ramos, responsable del área de Medio Ambiente de la OCU, que asegura que se están divulgando datos falsos, medias verdades e información confusa. “La publicidad ‘verde’ puede ser interesante para destacar aquellos productos con un menor impacto ambiental, pero para eso debe ser verdadera, precisa, responsable y útil”.

Algunos de los ejemplos denunciados por la OCU dejan claro que ahora no ocurre eso:

Lo que dice la publicidad: ¿Por qué sólo las estrellas de Hollywood pueden tener un coche ecológico? Renault Eco2. Ecología al alcance de todos.

Lo que dice la OCU: Los coches ecológicos no existen. Un producto sostenible tiene que ser capaz de demostrar que su impacto ambiental a lo largo de todo su ciclo de vida es aceptable y minimizado. Los coches no benefician al medio ambiente, únicamente puede que unos modelos dañen menos que otros. En términos de mercadotecnia, el menor daño se convierte en un beneficio y, por sí solo, es suficiente para que los publicistas conviertan al producto en una alternativa ecológica. Esta aproximación es inaceptable desde nuestro punto de vista. Los anuncios de coches no deberían utilizar referencias ecológicas, ni nombres o alegaciones como ‘eco’, ‘limpio’ o ‘verde’… (en Noruega, por ejemplo, está prohibido desde el 15 de octubre de 2007). Sin embargo, son muchos los automóviles que lo hacen, como el Renault Clio ECO2, el Seat León ECOmotive, el Opel Corsa ECOFlex, el Ford Focus ECOnetic… ¿Cómo puede denominarse ECOnetic un coche como el Ford Mondeo que emite 220 g/km de CO2 (la propuesta de límite europeo está en 120 g/km)?

Lo que dice la publicidad: En Volkswagen incluimos un equipamiento ecológico en todos nuestros vehículos nuevos: 1 Árbol que se incorpora de Serie y que se planta en el Bosque BlueMotion para compensar las emisiones de CO2 de los primeros kilómetros que realices.

Lo que dice la OCU: Según el dato disponible en la propia web de Volkswagen BlueMotion, plantar un árbol por cada coche vendido significa absorber alrededor de 300 kg de CO2 a lo largo de 40 años. Pero 300 kg son las emisiones que corresponden a unos 2.000 km en un coche común (que emita 150 g/km) o a unos 1.300 km en un todoterreno (un simple viaje de ida y vuelta Madrid-Barcelona). Se puede comprar un ‘pack CO2 neutral’ para aumentar el número de árboles, pero hay que adquirirlo por separado, por lo que no es una ventaja de compra.

Lo que dice la publicidad: ¿A ver niños, en casa qué hacéis para ser ecológicos y además ahorrar? (…) FontVella presenta su nueva garrafa ecoligera, la primera hecha con plástico reciclado.

Lo que dice la OCU: Se trata de una publicidad engañosa pues da la impresión de que todo el material utilizado para el envasado proviene de fuentes recicladas cuando sólo es así parcialmente (25%). Un agua mineral no tiene muchos tratamientos, pero no puede utilizar el concepto ecológico como otros productos alimenticios y tiene un impacto ambiental grande. La opción más sostenible es beber agua del grifo: se ahorran recursos y se previene la generación de residuos. Si esta afirmación se utiliza porque han introducido un nuevo concepto (mediante el uso de materiales reciclados en los envases), puede inducir a error a los consumidores el que no haya ninguna especificación concreta sobre el etiquetado o la publicidad. La Comisión Española de Autocontrol emitió una resolución, donde este artículo fue denunciado por estas razones y también por el uso de otro reclamo ambiguo “40% más barata”. [Podéis leer un post de Eco Lab sobre la garrafa de FontVella]

Lo que dice la publicidad: Ecobola de lavar Irisana, la revolución del lavado. La Ecobola Irisana es un producto científicamente desarrollado para lavar sin detergente o utilizar un mínimo cuando la suciedad es muy persistente. La Ecobola Irisana activa el poder de limpieza del agua, blanquea, suaviza y desinfecta, sin necesidad de detergentes.

Lo que dice la OCU: Como se cuenta en este otro vídeo, el test llevado a cabo por la OCU muestra que con la Ecobola se obtienen los mismos resultados en el lavado que si se utilizara simplemente agua. La eficacia de la Ecobola se explica perfectamente por la agitación de la ropa dentro del tambor de la lavadora y por la temperatura de lavado.

¿Qué pueden hacer los ciudadanos contra la publicidad ‘verde’ engañosa?

La lista de anuncios denunciados por la OCU es larga (Miele, Heinz Ketchup, Isabel, Ariel Actilift, Nespresso…) -pueden verse más casos en un resumen del informe en su web-. Si el consumidor se encuentra con ejemplos similares, esta organización recomienda dirigirse primero a la central del fabricante responsable de la publicidad para pedir una explicación. Cuando estas aclaraciones no sean suficientes o el ciudadano considere que está ante una publicidad falsa o que lleva a engaño, entonces puede acudir a la autoridad reguladora de la publicidad, la Asociación para la Autorregulación de las Comunicaciones Comerciales (Autocontrol).

Se puede reclamar a Autocontrol vía Internet, a través de un formulario online sin coste alguno. Según la OCU, la queja se resuelve en un plazo medio de 16 días para aquellos anuncios difundidos en España durante los 12 meses anteriores a la fecha de la reclamación

Clemente Álvarez (Madrid, 1973) es un periodista especializado en medio ambiente y ciencia. Colaborador de El País desde 2004, le entusiasma mezclar elementos de la ecología con reactivos de la energía y la economía, aunque la fórmula pueda resultar altamente inflamable.

Artigo originalmente publicado em El País.

EcoDebate, 23/02/2011

Compartilhar

[ O conteúdo do EcoDebate é “Copyleft”, podendo ser copiado, reproduzido e/ou distribuído, desde que seja dado crédito ao autor, ao Ecodebate e, se for o caso, à fonte primária da informação ]

Inclusão na lista de distribuição do Boletim Diário do Portal EcoDebate
Caso queira ser incluído(a) na lista de distribuição de nosso boletim diário, basta clicar no LINK e preencher o formulário de inscrição. O seu e-mail será incluído e você receberá uma mensagem solicitando que confirme a inscrição.

O EcoDebate não pratica SPAM e a exigência de confirmação do e-mail de origem visa evitar que seu e-mail seja incluído indevidamente por terceiros.

Alexa

Top